Top Social

10 trucos para reutilizar esos cosméticos que creías inservibles

24 de agosto de 2014


En muchas ocasiones nos encontramos con que la base de maquillaje que hemos elegido nos va demasiado clara, demasiado oscura, nuestra crema hidratante es muy grasa, ese aceite corporal no termina de convencernos... y al final acumulamos en casa cosméticos a los que no damos salida por no saber muy bien qué hacer con ellos ya que para su cometido original no nos valen. 

Os voy a dar algunos trucos que utilizo yo para estos casos y así poder reutilizar productos cosméticos sin tener que tirar a la basura productos prácticamente enteros muchas veces.

Una segunda oportunidad para darles un uso diferente a productos que no utilizamos

1) Muchas veces compramos una crema hidratante y resulta que es demasiado grasa para nuestra piel y no podemos utilizarla sin provocar un exceso de sebo que se traduce en granitos, brillos y alteraciones cutáneas. ¿Qué hacemos con esa crema? Ese tipo de cremas viene fenomenal para limpiar bolsos y zapatos de piel, se verán mucho más brillantes y cuidados.

2) Si por el contrario nuestra crema hidratante se nos queda corta, o no nos gusta por cualquier otro motivo y no queremos usarla más podemos reconvertirla en crema de manos, mezclarla con azúcar para conseguir un exfoliante de manos o incluso para aplicar en la zona del nacimiento del cabello antes de teñirnos el pelo y así minimizar las dichosas manchas en la piel por el tinte.

3) Las bases de maquillaje son uno de los productos cosméticos en los que más fácilmente metemos la pata, de repente llegamos a casa y la probamos y nos queda demasiado oscura y no hay manera de rebajar ese tono para que se adapte a la piel. Si tu base de maquillaje fluida es demasiado oscura puedes utilizarla para contornear el rostro, aplicando con una brocha en los puntos claves y difuminando. Si la base oscura es compacta úsala como polvos de sol, es una forma ideal de darle salida y el resultado es estupendo.

4) Si la base de maquillaje nos queda demasiado clara lo mejor es aplicarla como corrector e iluminador.


5) Los correctores de ojeras también tienen el mismo problema de las bases, si no damos con nuestro tono, generalmente uno menos que el de la base, tendremos un producto que nos quede demasiado oscuro o demasiado claro provocando el temido "efecto oso panda". Si tu corrector es demasiado claro mézclalo con un poco de tu base de maquillaje y aplícalo en la zona de la ojera. Puedes utilizarlo también como iluminador en la zona alta de los pómulos, rictus, tabique nasal...

6) Tienes una crema corporal demasiado densa, te cuesta extenderla en la piel y tarda en absorberse, así que la tienes entera y ocupando espacio en tu baño. Utilízala como mascarilla ultrahidratante de pies, aplica una generosa capa en ellos y ponte unos calcetines para potenciar su efecto.

7) Si esa crema hidratante corporal que no usas es demasiado fluida, no te gusta el aroma o la textura etc... mézclala con sal gruesa y utilízala como exfoliante corporal en la ducha.


8) ¿Tienes algún bote de vaselina muerto de risa en el neceser? Sácale partido como fijador de cejas, como exfoliante de labios mezclada con azúcar o como acondicionador de cutículas.

9) Esa sombra demasiado clara que no sabes en qué look utilizar, úsala como iluminador en el arco de la ceja y la parte alta del pómulo.

10) Con el boom de los aceites multiuso has comprado alguno que no te acaba de convencer y no sabes qué hacer con él. Si te vas a dar un baño añade un chorro de ese aceite en el agua para suavizar la piel o bien acaba la ducha aplicándolo en todo el cuerpo y acláralo sin frotar con un chorro de agua fría para tonificar la piel.



¿Qué os han parecido estos trucos? 
¿Os animáis a compartir alguno de los vuestros?



Puedes seguirme en
Facebook  ●  Twitter   Bloglovin'

16 comentarios on "10 trucos para reutilizar esos cosméticos que creías inservibles"
  1. hola preciosa, muy buenos trucos, me apunto alguno que no conocía, me pillas en blanco para dejar yo alguno, si me acuerdo vuelvo y lo dejo...gracias por compartir y besos

    ResponderEliminar
  2. Unos trucos geniales! Yo lo de la crema hidratante para cosas de piel ya me la sabía, de hecho nos mandaron en la tienda hacerlo una vez al año con nuestro sofá jajaja. Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Muy buenos consejos, me ha encantado esta entrada, mil gracias!
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Que buena entrada, me ha gustado muchísimo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué trucos tan buenos! Apuntados quedan ^^
    ¡Muy buen post y muy útil!
    ¡Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  6. Que buenos consejos! Me parecen fantásticos para no tener que tirarlos o bien dejarlos aparcados hasta que se caduquen. La verdad es que utilizo bastantes de estos consejos, por desgracia, no siempre se acierta con las cremas... :)

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por las ideas, algunas ya las ponía en práctica ;)

    ResponderEliminar
  8. Que bien, ya se que hacer con algunas cositas, Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Voy a poner en práctica lo de la crema ultra densa como reparador de pies...jajaja. Gracias por las ideas. Besotes!

    ResponderEliminar
  10. apuntados todos! ;-)
    Un post bien práctico, me ha encantado

    ResponderEliminar
  11. Creo que conocía todos los trucos y es que no se tira ¡na! : )

    ResponderEliminar
  12. Geniales trucos!
    No tenía ni idea del uso de la crema para el cuero. Muy buen dato.
    Las cremas que no uso suelo aprovecharlas mezclandolas con harina de arroz y usándolas como exfoliante para el rostro.
    Besitos!

    ResponderEliminar