Top Social

Yaeba, la moda de la sonrisa imperfecta en Japón

26 de junio de 2015


Los cánones de belleza, la moda y la estética cambian en el tiempo y en el espacio, las modas muchas veces son a nivel internacional, otras se circunscriben a un determinado país o región. Japón es un caso de tendencias propias que algunas veces exportan casi sin pretenderlo, otras, quizás vistas como más excéntricas, no se acogen con el mismo entusiasmo pero hay seguidores de este tipo de modas en todo el mundo.

Yaeba es desde hace unos años un nuevo canon estético, una sonrisa imperfecta, aniñada, incluso un poco vampírica, que les confiere a los japoneses un aire más infantil y cute o kawaii.

Dientes imperfectos que dulcifican los rasgos con un aire infantil


Yaeba significa "diente doble", dientes montados que hacen que los colmillos sobresalgan dando ese aspecto un poco vampírico. Este tipo de dentadura Yaeba, con colmillos ligeramente hacia afuera y un poco afilados, se pone de moda en japón hace unos años entre los más jóvenes. Sus admiradas idols, cantantes o actores/actrices muy jóvenes célebres en el país, lucen este tipo de sonrisas aniñadas. Tomimo Itano o Mika Sugisaki, muy conocidas en Japón y con miles de seguidores, cuentan con este tipo de dentaduras que para los nipones es de lo más cute, mono, encantador o kawaii.


Si no se tiene naturalmente este tipo de "dientes imperfectos", la nueva moda es realizar trabajos profesionales para conseguirla, existiendo dentistas especializados en ello como Taro Masuoka. Una ortodoncia para destacar los colmillos que forzaría los dientes o carillas para simular estos dientes dobles o montados al igual que sucedió con la moda de los dientes separados (diastema) a lo Brigitte Bardot o Vanessa Paradis que para muchos envuelve a la mujer de una sensual carga erótica. 

En muchas ocasiones las clínicas dentales especializadas en Yaeba simplemente hacen un arreglo estético adhiriendo estos dientes de vampiro con un adhesivo no permanente por lo que sería algo embellecedor para el paciente pero sin perjuicio para su dentadura y su mordida natural, siendo además, un procedimiento más simple y económico.

Esta tendencia Yaeba ha preocupado al Gobierno Japonés que lanzó una campaña para advertir a los jóvenes de los problemas que pueden suponer estas ortodoncias inversas en el caso de aquellos que optan por un Yaeba "real" frente a los que utilizan el método estético provisional, un falso Yaeba.


Yaeba es un gran fenómeno en Japón, tanto que incluso aparece esta estética en personajes de conocidas series de anime, modelo a seguir por jóvenes entusiastas que ven en sus adorados idols una referencia estética a replicar.

Personalmente no me disgusta el resultado si es algo provisional a base de superposiciones con adhesivos no permanentes, la estética y la belleza es muy subjetiva y siempre que no afecte a la salud cada uno es libre de lucir como mejor se vea, aunque sí que es verdad que los japoneses no dejan de sorprendernos en cuestiones estéticas. 

Hace algún tiempo os hablé en el blog del Ohaguro, una técnica ancestral que embellecía los dientes de las mujeres japonesas de clase alta que consistía en teñir los dientes de color negro, símbolo de elegancia y belleza. Los tiempos cambian y las modas vienen y van, la evolución de esta técnica de dientes negros a esta nueva tendencia de dientes dobles no deja de ser curiosa cuanto menos a la par que interesante como apunte histórico.





¿Conocíais el fenómeno Yaeba? 
¿Qué os parece esta moda japonesa? 



Puedes seguirme en
Facebook  ●  Twitter   Bloglovin'

13 comentarios on "Yaeba, la moda de la sonrisa imperfecta en Japón"
  1. Pues como hace años lo de las paletas separadas..si es propio perfecto xo yo ni loca me pongo ortodoncia xa crear ese efecto...muy interesante naru!!

    ResponderEliminar
  2. Yo si lo conocía y no me gusta nada..!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Como todas las modas, eso, tendencias!
    Vivan las imperfecciones de cada uno, no las que estén en tendencia! Todos seremos célebres y hermosos durante 15 minutos... Aceptémonos el resto del tiempo!

    Interesante, sin duda como lo cuentas :)

    ResponderEliminar
  4. Una cosa es tenerlos así por naturaleza, y saber apreciar su belleza, y otra modificarse la dentadura por una moda absurda.
    Los ortodoncistas tienen que estás disfrutando de lo lindo pensando: primero nos pagan para que les coloquemos los dientes bien ordenados, luego para que se los separemos, ahora para que se los juntemos y montemos, y no se dan cuenta de que han vuelto al punto de origen que les trajo a la consulta la primera vez.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. No es nada recomendable hacer esto, cuando los dientes están montados, es más complicado limpiar la zona interdental y por lo tanto las caries se forman con mayor facilidad. Besos.

    ResponderEliminar
  6. No conocía esta moda. Mi novio tiene uno de los colmillos así y a él no le gusta nada, pero a mi me parece muy cuqui, pero siempre y cuando sea natural, hacerse todo ese proceso por una moda... Me parece algo absurdo, la verdad. Además, estoy de acuerdo con el resto de opiniones, al estar montados es más difícil limpiarlos, pero bueno.

    Un besito

    ResponderEliminar
  7. No conocía esta moda pero es que me parece una tontería ponerse los dientes mal por seguir una moda, los ortodoncistas deben estar haciéndose ricos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. jajaja ay madre, no tenía ni idea de esta moda pero es que me ha entrado la risa floja porque cuando me pusieron la ortodoncia para corregir la mordida le dije al médico, pero ya de paso se me colocará este colmillo, no? era el único diente que tenía un poco revirado y nunca me gustó, aunque tampoco me molestaba y ahora resulta que ya no estoy de moda en Japón ni tengo sonrisa kawaii ni ná! Me ha encantado! Muak!!

    ResponderEliminar
  9. Hay que joderse (con perdón) estamos todos muy mal de la cabeza, a ver que hace ahora el Sr.Delfín cuando vea esta moda, sus dientes separados ya no se llevan.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. A mi todas estas modas me dan un miedito... es como el tema de las piernas que se llevaban más separadas en no se que punto y la gente hace locuras.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Sin palabras, que mania de quedarse en la época del colegio, esa mania de ser mas niñas,a aceptar la edad y el paso del tiempo.

    ResponderEliminar