Top Social

Lancôme o una vuelta de tuerca sorprendente a la "cushionmanía"

27 de septiembre de 2016

 La llegada a Occidente del formato cushion importado desde Corea del sur donde comenzó a gestarse esta pasión que ha hecho furor en todo el mundo, fue de la mano de Lancôme con su Miracle Cushion inspirado en su maquillaje Teint Miracle

Ahora, que la cushionmanía se ha apoderado de muchísimas marcas, la firma francesa lanza un órdago con sus dos nuevos lanzamientos: Teint Idole Ultra Cushion y Cushion Blush Subtil, dos novedades que han conseguido una vuelta de tuerca en el fenómeno cushion siendo uno de los lanzamientos más sorprendentes del año. ¿Queréis saber qué tienen de especial?

Alta cobertura y acabado impecable en formato cushion

Una de las necesidades que queremos cubrir muchas de nosotras con una base de maquillaje es perfeccionar el rostro pero con una cobertura que disimule manchas, marcas, imperfecciones... muchos maquillajes unifican un poco el tono y cubren ligeramente manchas y eliminan rojeces, pero eso no siempre es suficiente. En muchas ocasiones necesitamos lograr una cobertura total para un acabado perfecto sin sucumbir al temido "efecto máscara".



Teint Idole Ultra es una de las bases de maquillaje de Lancôme más aplaudida y que más adeptas tienen dentro de su catálogo, la cobertura es muy buena, acabado natural y aterciopelado, una piel ideal que se consigue trabajando la base bien con los dedos, con brochas o esponjita, dedicándole un poco de tiempo para conseguir ese acabado perfecto. Lancôme combina ahora una versión cushion de última generación con uno de sus maquillajes míticos y el resultado es espectacular.

La creación de la Maison supone una reinvención del formato, adaptando la almohadilla y la esponja aplicadora para un producto de alta cobertura con una textura más espesa y untuosa. La almohadilla donde está impregnado el producto se cubre con una malla que filtra la fórmula para asegurar una aplicación fina y uniforme pero sin perder su frescura. La esponja-almohadilla aplicadora está compuesta por fibras entrelazadas que dejan más espacio entre ellas para albergar el producto en su justa medida.



Teint Idole Ultra Cushion (41,50€) es una fórmula rica en micro-pigmentos que aporta una buenísima cobertura sin sacrificar la ligereza en la aplicación, además de la frescura que aporta a la piel que disminuye su temperatura hasta un 1,7ºC. Cuenta con SPF50 y está disponible en 9 tonos, su estuche es recargable.

Este lanzamiento no llega solo, la firma ha creado unos coloretes en formato cushion basados en la tecología Air cushion que aportan un tono saludable refrescando la piel. Cushion Blush Subtil se funden suavemente aportando a las mejillas un rubor que realza la belleza femenina. La recomendación que hace Lisa Eldrige, Directora Creativa de Maquillaje de Lancôme, es combinar el tono del blush con el labial para un efecto más sofisticado. Su precio es de 43€ y están disponibles en 6 tonos.



Mi experiencia con los nuevos formatos cushion de Lancôme

Hacía mucho tiempo que no me sorprendía tanto un lanzamiento de maquillaje, me refiero a enamorarte al aplicarlo. Diréis, ¿pero si Lancôme hace nada sacó su Miracle cushion? Es cierto, pero son dos mundos, no tienen nada que ver uno con otro aunque os pueda parecer que el formato cushion es igual en todos los productos. Teint Idole Ultra Cushion tiene una cobertura perfecta, borra imperfecciones pero no da esa sensación de pesadez, tampoco es necesario aplicar mucho producto para que ofrezca un acabado impecable. Camufla manchas, rojeces, poros dilatados, marcas... todo ello dejando la piel ligera y fresca gracias a su aplicación.



Su esponja no es como las demás esponjitas planas que estamos acostumbrados a ver en este tipo de formatos, tiene fibras entrelazadas que ayudan a repartir el producto uniformemente. Presionaríamos en la malla para que la almohadilla libere producto y lo recogeríamos con la esponjita-almohadilla para repartirlo por el rostro. Con suaves pasadas tenemos el rostro maquillado sin marcas de la esponja y con una sensación de frescor maravillosa, es facilísimo de usar y el acabado es de terciopelo. Una buenísima base de maquillaje que os recomiendo sin duda si necesitáis una base con buena cobertura y acabado aterciopelado. Mi tono es el 3 aunque ya me está empezando a quedar oscuro porque mi moreno veraniego está desapareciendo, pero os recomiendo que os la prueben en un stand para que comprobéis sus bondades en vuestra propia piel.

En cuando a los coloretes me han parecido comodísimos y muy fáciles de usar. Con los tonos más pigmentados hay que tener un poco de cuidado para modularlos pero se pueden difuminar fácilmente con la esponja aplicadora y quedan fundidos perfectamente con la base. Mi favorito es el tono 022 que al no ser tan pigmentado se modula mucho mejor.




¿Habéis probado las novedades de Lancôme? 
¿Qué os parece esta vuelta de tuerca a la cushionmanía?


7 comentarios on "Lancôme o una vuelta de tuerca sorprendente a la "cushionmanía""
  1. La verdad, es que si me resulta fácil su aplicacón con este formato y me gusta el resultado.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo ganas de probar este formato!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Aun no he probado nada en formato cushion pero esa base me está tentando mucho: ligera y a la vez cubriente (justo lo que necesito) y además en un formato que facilita su aplicación, ¿qué más se puede pedir?
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola preciosa, aún no he probado estas novedades. Sí la versión anterior que me encanta, pero ya el hecho de que esta lleve más factor de protección aún, me ha conquistado.
    El colorete es precioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Esta semana he hecho una entrada sobre un producto de este tipo de cosmética coreana, no me gusta este formato, no me parece higiénico.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Ya te comenté por TW que había probado una muestra de la base en formato almohadilla, y me ha encantado! Probablemente me haga con el tamaño venta! :)

    ResponderEliminar