Top Social

¡S.O.S! Cómo librarte de esos granitos inoportunos

17 de febrero de 2017

El acné adulto es muy habitual, sobre todo en momentos puntuales o periodos concretos en los que la piel se altera por causas hormonales sobre todo, aunque factores como una mala alimentación, alergias, el clima o una deficiente rutina facial pueden también ser detonantes de un brote. 

Es habitual encontrarse un granito inoportuno en unos días en los que es del todo indeseable (¿y cuándo lo es?) y es necesario reducir rápidamente la inflamación y camuflarlo de la mejor manera posible. Hoy os doy algunos tips para reducir, camuflar e incluso eliminar más rápidamente esos incómodos granitos.

Acné adulto, mucho más habitual de lo que crees

Tienes una cita, un evento, un compromiso social en el que quieres estar radiante, o simplemente no te apetece en tu día a día habitual lucir ese granito que ha hecho su aparición estelar esta mañana. Que no cunda el pánico, existen pequeños trucos para poder hacer que desaparezca cuanto antes.

La mayoría de los adultos tiene en algún momento problemas de granitos aislados o acné. El estrés, una alimentación rica en grasas, los cambios bruscos de peso o el uso de cosméticos inadecuados, son algunas de las causas de este acné adulto, brote o granitos aislados que aparecen en el rostro.



Recomendaciones generales 

1) ¡No toques el granito! Lo sé, es muy fácil decirlo pero no siempre es posible, sobre todo cuando la infección salta a la vista. Aunque lo ideal es no tocarlo ni apretarlo para no dañar la piel y arriesgarse a tener una posible marca o mancha después en esa zona, si vas a manipularlo hazlo con las manos muy limpias y con la ayuda de tissues. Ten mucho cuidado porque la infección podría extenderse a zonas aledañas.

2) Limpieza. La limpieza facial diaria es fundamental para prevenir brotes acnéicos y tratar los instalados. Tanto por la mañana al levantarte como por la noche antes de acostarte limpia bien tu piel con productos suaves y que no te venza la pereza en ningún caso. La polución, maquillaje, polvo, exceso de sebo... son impurezas que taponan tu piel y si no las retiras de forma eficaz y suave probablemente terminen obstruyendo los poros dando lugar a alteraciones cutáneas y granitos.



3) Dieta. Somos lo que comemos así que ten siempre esa frase en la memoria grabada a fuego. Incluye en tu dieta frutas y verduras en grandes cantidades para que tu organismo esté más sano y tu piel más bonita cuidada desde dentro. El exceso de grasas en la alimentación se traduce en una piel de peor calidad y con tendencia acnéica.

4) Agua. La eterna recomendación, sí, pero ¿la cumples? Beber agua ayuda a que eliminemos toxinas y a mantener una correcta hidratación de los tejidos y órganos. Bebe de 1,5l a 2l diarios para facilitar a tu cuerpo esa depuración tan necesaria y eliminar esas impurezas que provocan, entre otros efectos perjudiciales, aspereza, descamación, piel apagada y brotes de acné.



5) Exfoliación. Eliminar las células muertas de la piel del rostro ayuda a nuestra piel a respirar y a lucir más suave, tersa y con más luz. Si no ayudamos a acelerar esa renovación celular nuestro rostro se verá más apagado y corremos el riesgo de que esa acumulación de células muertas sea responsable de granos o brotes en el rostro.


Cómo combatir (y disimular) esos granitos inoportunos

1) Cosmética astringente. La rutina facial que utilices en el momento en el que ha hecho aparición ese granito o brote de acné es importantísima. Limpia tu piel con productos astringentes, sin alcohol que ayuden a regular el exceso de sebo y a calmar la piel. El ácido salicílico y el árbol de té, son ingredientes que se utilizan mucho en casos de acné. El retinol y el ácido glicólico también dan muy buenos resultados en ese sentido. El aceite de jojoba es un excelente reequilibrante de la piel. Para casos graves de acné el tratamiento de IPL (Luz Pulsada Intensa) ofrece mejorías sorprendentes.

2) Productos específicos. Existen en el mercado productos específicos que ayudan a que ese dichoso granito instalado en el rostro se vaya lo antes posible. Mis favoritos son Ibuki Multi Solution de Shiseido (este es el que más uso), el ácido salicílico de Etat Pur y Anti-Blemish Solutions Clinical de Clinique.

3) Mascarillas detox. Las mascarillas son un tratamiento de choque ideal para estos casos. Las mascarillas de arcilla verde y las catalogadas como detox también son de gran ayuda para secar los granitos y desinflamarlos. Me gusta mucho la Mascarilla Detox de Magic Stripes.



5) Hielo. Este es el truco a utilizar en esos granitos inflamados nada más salir. Envuelve un poco de hielo en una muselina o toalla y aplícalo directamente sobre el grano para aliviar y descongestionar la zona.

6) Camuflar. El corrector es el gran aliado para disimular esos compañeros de viaje a los que no has invitado. Los correctores de color verde disimulan las rojeces y tu corrector habitual logrará integrarlo con el resto del maquillaje para disimularlo lo más posible. Si quieres utilizar un producto que camufle y trate a la vez DermoPURIFYER de Eucerin es un tratamiento de doble acción ideal para esconder ese granito mientras su fórmula trata la piel.




Fotos| Shutterstock


¿Sufrís de acné adulto? 
¿Cómo combatís esos granitos inoportunos?

4 comentarios on "¡S.O.S! Cómo librarte de esos granitos inoportunos"
  1. Más completo...imposible.
    Me ha gustado mucho el post.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Me han gustado todos los consejos menos el último: ese stick de Eucerin a mí no me vino nada bien

    ResponderEliminar
  3. Un post muy completo que seguro le vendrá bien a mucha gente, afortunadamente nunca he tenido este problema.


    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues hacía mucho que no pero últimamente alguno asoma, imagino que por estrés, que todo influye y en realidad soy afortunada porque siguiendo con mi rutina y alguna mascarilla desaparecen sin pena ni gloria.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar