Top Social

Cuida tu piel en invierno de la cabeza a los pies

23 de diciembre de 2020




Dicen que la cara es el espejo del alma o más bien nuestra carta de presentación aunque la mascarilla haya dejado una parte sin mostrar buena parte del día. Los cuidados que ofrecemos al rostro suelen ser mucho más exhaustivos que los que dedicamos al resto del cuerpo pero deberíamos cuidarnos de la cabeza a los pies porque ninguna parte de nuestro cuerpo merece ser menos que otra ¿no creéis?


Cuídate de la cabeza a los pies


Nuestro cuerpo, pies, manos, pecho, cabello... necesitan cuidados específicos. Os voy a dar algunas recomendaciones para cuidaros este invierno de la cabeza a los pies porque yo creo firmemente que hay que fomentar el autocuidado para poder ofrecer al mundo lo mejor de nosotros mismos ¿cómo vas a cuidar de los demás si no te cuidas tú? Aleja la idea de que sacar tiempo para ti es egoísmo porque es la mejor inversión para poder sentirte bien contigo y con los demás.





Manos


Las manos siempre sufren más las inclemencias del tiempo al estar expuestas todo el día y este año aún más por el uso continuado de gel hidroalcohólico que en muchos casos reseca e incluso pueden dar problemas de eczemas e irritaciones por no hablar de las texturas pegajosas y los olores insufribles de algunos de ellos. Esto se soluciona primero eligiendo un buen gel hidroalcóholico, los que cuentan con aloe vera en su fórmula son fantásticos porque contrarrestan la sequedad que de por sí provoca el alcohol en la piel, y segundo con una buena crema de manos.


El mejor gel hidroalcohólico que he probado es el de Alma Secret, es fantástico, no reseca nada, se absorbe rapidísimo, tiene un olor delicioso y además deja la piel hidratada, calmada y confortable. Tenéis que probarlo porque es maravilloso, tiene aloe vera y lavanda ambos ingredientes ecológicos y siempre que lo saco en público triunfa y gana adeptos.





Una vez que hemos eliminado el elemento hostil de un gel desinfectante que reseque tenemos mucho trabajo hecho pero hay que darle un plus de hidratación, sobre todo en invierno, a las manos. Mis cremas de manos favoritas son las de L'Occitane, con ellas reparas las manos, las hidratas en profundidad y no dejan sensación grasa. Mi recomendación es que optéis por la de karité, la clásica de la marca que tiene muchísima y merecidísima fama.  Por las noches podéis darles un extra de mimos con una crema más untuosa, la de Alma Secret es bastante rica y la podéis poner justo antes de apagar la luz, incluso con unos guantes de algodón para lograr un efecto mascarilla por oclusión. Al día siguiente tendréis manos de seda.






Pies


Los eternos olvidados son los pies, no suelen ser las partes más admiradas de la anatomía pero qué haríamos sin ellos ¿verdad? Nuestros pies nos llevan por el camino de la vida y son una parte muy importante de nuestro cuerpo, mimarlos como se merecen es un objetivo siempre pero en invierno mucho más porque al estar tapados todo el día parece que nos olvidamos de cuidarlos.


Aplicar una crema específica de pies antes de acostarnos va a marcar la diferencia, incluso dar un buen masaje con ayuda de la crema hará que la piel de los pies no luzca reseca, con descamaciones o con durezas. Al igual que con las manos, si ponemos un calcetín sobre el pie después de poner una buena cantidad de crema hidratante, hará las veces de mascarilla dejando la piel mucho más suave.





Una de mis cremas de pies favoritas es sin duda Cleopatra de Alma Secret que es una verdadera joya con un 8% de urea, escualano, ácido salicílico y aguacate, enriquecida con leche de burra y con aceites esenciales de menta, geranio y árbol de té. Deja la piel muy suave, hidratada, protegida y reparada, además ¡huele fenomenal! 





Otra de mis crema de pies favoritísimas es la de Marny's, una marca que tiene también verdaderos tesoros. Su crema de pies cuenta en su fórmula con extracto de frambuesa, manteca de karité, aceites de menta verde, pino de montaña, girasol, coco y ricino, cera alba y ácido salicílico. Repara la piel de los pies eliminando asperezas y durezas, hidrata, suaviza y deja una sensación de confort fantástica, huele de lujo y se absorbe rápido sin dejar sensación grasa. Muy buena opción y súper recomendable la crema y la marca en general.





Exfoliar


Un gesto sencillo pero que marca la diferencia es exfoliar la piel. Al menos una vez por semana no olvides exfoliar la piel, tanto del cuerpo como del rostro, con un producto específico. Para el rostro ya os he dicho en numerosas ocasiones que mi favorito es el exfoliante enzimático de Sensai, es muy respetuoso con la piel, no es nada agresivo ya que no es un exfoliante de gránulo, y deja la piel muy suave sin enrojecer ni irritar.





La piel del cuerpo es más gruesa y resistente, sobre todo en zonas como las rodillas, codos o talones, por lo que podemos utilizar un exfoliante mecánico. Hay algunas webs que hacen comparativas para dar con el mejor exfoliante corporal, yo os puedo hablar de los que a mí más me gustan que son los de Rituals y los de The Body Shop que ambas marcas tienen exfoliantes que dan muy buenos resultados y con aromas deliciosos ¡además hidratan!. Puedes aplicar el exfoliante y masajear con las manos pero te recomiendo utilizar un guante de crin o similar para masajear la piel con el producto haciendo incidencia en las zonas más problemáticas como brazos, rodillas o talones. Al eliminar las células muertas de la piel con la exfoliación notarás la piel más suave, más fina e incluso más clara.



Hidratante corporal


No te digo que estés todo el día poniéndote crema, lo sé, hace frío, no apetece pero al menos al salir de la ducha diaria dedica unos minutos a aplicarte una crema hidratante, si está la piel un poco húmeda mucho mejor. Si te puede la pereza o vas siempre a toda prisa utiliza una hidratante en la ducha, hay varias marcas que tienen productos que hacen que salgas de la ducha con la piel ya acondicionada, a mí me gusta mucho el acondicionador corporal bajo la ducha de Eucerin, o puedes optar por un aceite mientras tengas la piel húmeda y luego secarla a toquecitos con la toalla como por ejemplo el Huile Tonic de Clarins que es fabuloso y deja la piel muy hidratada.




A mí personalmente me gustan mucho los aceites corporales porque tengo la piel seca y me encanta la hidratación que aportan y el satinado que dejan en la piel. Mi favoritísimo es el Huile Prodigieuse de Nuxe al que le he dedicado posts desde hace años en el blog, pero si preferís crema hidratante os recomiendo Creme de Corps de Kiehl's que es fabulosa.


Pecho


Otro de los grandes olvidados es el pecho. Parece que la crema de rostro la bajamos hasta el cuello y que la crema corporal la pasamos rápidamente para vestirnos y no nos paramos a mimar nuestro pecho que tan importante es para reconectar con nosotras mismas. Fuente de vida y femineidad, los senos necesitan un producto específico para su cuidado, un producto que favorezca la firmeza de los tejidos, que lo eleve de forma natural y lo embellezca. Yo utilizo desde hace años Bust Firming Oil de Alqvimia porque es un producto que cuida y realza el busto de forma 100% natural, hidrata y nutre la piel evitando el relajamiento de los tejidos. Desde Alqvimia recomiendan aplicar el aceite mediante suaves movimientos circulares 12 veces en sentido horario y 12 en sentido contrahorario hasta su completa absorción. No lo utilices durante los días de la menstruación porque los aceites esenciales naturales pueden influir en el ciclo.






Pelo


El cabello se merece unos mimos extra semanales también ¡o al menos quincenales!. Te propongo darle un cuidado prelavado, un lavado especial y una hidratación extra con mascarilla.


Complexe 5 de René Furterer es un concentrado vegetal estimulante que tonifica el cuero cabelludo para dar fuerza y belleza al cabello. Es un paso esencial antes del champú, un producto que ya es de culto y que cuenta con aceites esenciales de lavanda y de naranja con propiedades estimulantes que revitalizan el cuero cabelludo fortificando el cabello desde la raíz. Tiene un aroma delicioso y además puedes aprovechar para masajear el cuero cabelludo y relajarte antes de meterte en la ducha ¡un imprescindible!





También puedes utilizar una mascarilla prelavado en el cabello, yo os recomiendo dos productos: el aceite Huile Prodigieuse de Nuxe y la mascarilla prelavado H'suan Wen Hua de Lush. El aceite de Nuxe deja el pelo suavísimo y me gusta muchísimo utilizarlo unos 20 minutos antes de lavar el cabello. La mascarilla de Lush huele horriblemente pero es también súper efectiva y vais a notar la diferencia si la utilizáis





Después utiliza un champú adecuado a las necesidades de tu cabello, yo estoy usando ahora la línea Decode Zero de Montibello y me está encantando. Termina con una mascarilla para tu tipo de pelo e incluso sal de la ducha y ponte un turbante en el pelo sin habértela aclarado para dejar actuar más tiempo.



¿Vais a proponeros sacar un poquito más de tiempo para cuidaros?


1 comentario on "Cuida tu piel en invierno de la cabeza a los pies"