Top Social

Mi viaje a Tailandia (II). Krabi y Bangkok

12 de julio de 2013


Si ya comencé a contaros mi viaje a esta tierra tan hermosa en este otro post donde os hablé de Chiang Mai y de algunas excursiones que hicimos en Krabi al sur del país, en este post os hablo de dos maravillosas visitas desde Krabi y nuestra visita a Bangkok. Un recorrido sorprendente donde no dejamos de maravillarnos con este país de ensueño.


Krabi (II)

Otra de nuestras excursiones en Krabi fue ir a pasar el día a las famosas islas Phi Phi, preciosas playas y mucho relax, allí está la famosa playa de la pelí homónima. Fuimos en ferry y pasamos un día fantástico.


Pero la excursión más fabulosa que hicimos desde Krabi fue 7 islands sunset tour, un recorrido que pensaba resultaría un poco tedioso y cansado al ser siete islas y en barca pero que se convirtió en uno de los días más felices de mi vida.


Salimos a medio día y el recorrido duraría hasta la noche. Nos bañamos en playas desiertas rodeados de peces de colores mientras los monos jugueteaban en la arena en Hong island, conocimos Chicken Island desde la barca, una isla con forma de pollo o eso dicen, cuello y cabeza sí parece que tiene. Hicimos snorkel en una cueva y después en un pequeño arrecife, vimos peces payaso, anémonas, peces de colores... una preciosidad. Vimos la puesta de sol en Tupac Island y cenamos una riquísima barbacoa en la playa mientras los gitanos del mar hacían danzas de fuego. La excursión ya había sido una verdadera maravilla pero aún quedaba lo mejor, había oscurecido y nos llevaron en barca cerca de Phra nang cave, allí pudimos hacer snorkel nocturno, que a priori puede dar un poco de miedo tan oscuro pero si habéis visto la película La Playa sabréis porqué me impactó tanto este momento. El plancton del mar es bioluminiscente, es decir, produce luz de forma natural, esto hace que al moverte en el agua entre la oscuridad se mueva la luz como si desprendieras miles de lucecitas de tu cuerpo, me cuesta mucho explicar el espectáculo tan maravilloso que vieron mis ojos, no quería volver a la barca, quería quedarme allí rodeada de luz, no dejéis de hacer snorkel nocturno porque es de lo más bonito y emocionante que he visto en toda mi vida.




Última parada: Bangkok

Dejamos Krabi después de unos maravillosos días y cogimos un avión a Bangkok. Si el clima en Tailandia es normalmente cálido, Bangkok es especialmente húmedo y con altas temperaturas, en diciembre había unos 36º de media diaria con una humedad altísima. Yo prefiero el calor al frío y la humedad me viene muy bien por motivos de salud así que, dentro de que es verdad que eran días calurosos, yo estaba encantada y por supuesto hidratada constantemente y sin perder de vista el protector solar.

Bangkok es una ciudad con mucha polución, caótica, que presenta una mezcla extraña de pobreza y riqueza, me refiero a que se pueden ver casas lujosísimas al lado de chabolas a punto de desmoronarse.  Sin embargo, aunque al principio choca tal vez porque veníamos de las playas, enseguida es una ciudad que engancha. Zonas turísticas con templos magníficos, parques enormes, tuk tuk, sastrerías, barcazas que recorren el río, centros comerciales llenos de ropa, accesorios y objetos de imitación de muy buena calidad, tiendas de primeras marcas, puestos de comida callejeros... Bangkok es una ciudad de contrastes ciertamente.

De visita obligatoria son los templos más famosos de la ciudad, una vuelta en un tuk tuk (son bastante temerarios), recorrer el río con sus ferrys, darte un buen masaje, visitar el parque Lumpini, comer en la calle, comprar ropa a medida en sus sastrerías y por supuesto, en mi caso, comprar cosmética asiática.

Los templos que visitamos fueron Wat Pho y Wat Arun ambos muy interesantes, el primero por el gigantesco Budha yacente dorado que es su atracción principal y el segundo por su arquitectura tan sorprendente. También paseamos conociendo la arquitectura del Palacio Real.




Después de una mañana visitando templos, montar en tuk tuk y en ferry lo mejor era pasear y mezclarse con sus gentes, el parque Lumpini es lo mejor para poder relajarse y observar las costumbres de los tailandeses pero sobre todo de descubrir fauna que parecía impensable en un gran núcleo urbano. Por el parque campan a sus anchas unos enormes lagartos que en un principio me desconcertaron por el contexto en el que estaban, pero los tailandeses seguían tumbados en la hierba tan tranquilos, mientras semejante animal pasaba lentamente entre ellos. Había bastantes de estos lagartos, se bañaban en el lago, subían a los árboles y tomaban el sol en la hierba como si tal cosa, como si fueran palomas para los viandantes.



Es curioso porque en el parque suena el himno nacional cada día, creo que era a las 18:00 y todo el mundo se queda quieto, menos mal que ya había leído sobre ello porque me hubiera sorprendido mucho este estado de hibernación momentánea. Allí la gente se reúne para hacer ejercicio de forma conjunta, un gran número de personas con varios monitores con micrófonos dan una clase conjunta a los tailandeses y espontáneos que se animen. Todos juntos haciendo deporte al ritmo de la música, nunca había visto a un grupo de gente tan grande hacer ejercicio al unísono sin ser algo puntual preparado. Niños, señoras, ancianitos... todos haciendo su ejercicio de cardio diario, en Asia es bastante habitual para la gente dedicar una parte de su tiempo libre a ejercitar el cuerpo, sean de la edad que sean.




Cuidado con los taxistas, son muy liantes y te pararán mil veces en un montón de sitios donde se llevan comisión y os costará llegar a vuestro destino. Muy interesantes sus sastrerías, trajes a medida de buena calidad a precios bajísimos. Camisas, pantalones, americanas...tejidos buenísimos y con una confección impecable, al menos nosotros vinimos contentísimos con nuestras compras. Los talleres de joyas son también una buena opción para adquirir piezas artesanas a precios interesantes, hay muchos en la ciudad. Los mercados nocturnos y mercadillos son un lugar donde poder encontrar de todo y de obligado regateo.



La comida de la calle es riquísima, es difícil caminar por las aceras porque están ocupadas con cientos de puestos de comida, bebida, ropa, accesorios... zumos naturales buenísimos cada dos pasos, lógico con todo el agua que pierde el organismo con ese calor y humedad. Aprovechad para probar frutas exóticas y deliciosos zumos tropicales. Una fruta muy famosa allí por su mal olor es el durian, prohibida en taxis, aeropuertos, hoteles... por su maloliente aroma, yo no la probé porque olía realmente mal pero decían que era una delicia.



Chinatown es enorme, como un bazar gigante, mucha gente, mucho ajatreo pero con mucho encanto.
Los masajes son espectaculares y baratísimos, no solo en Bangkok, en toda Tailandia, masaje de piernas, el masaje tradicional tailandés, de cuello y cabeza... muchas modalidades que realizan manos expertas, yo me di varios y todos fueron maravillosos. No os recomiendo la manicura, igual fue por el sitio al que fui pero me hicieron la peor manicura de mi vida, las mujeres en Asia llevan las uñas de una forma distinta y yo no me veía nada favorecida, al menos el esmalte era de OPI.

Una ciudad muy viva, cosmopolita, donde conviven perfectamente tradición y modernidad y donde cada día se descubre algo nuevo. En definitiva, un país para visitar, disfrutar y que enamora poco a poco hasta que, cuando quieres darte cuenta, te traes un poquito de él en el corazón a la vuelta.







¿Qué os parecido este destino de ensueño? 





Puedes seguirme en
Facebook  ●  Twitter   Bloglovin'

28 comentarios on "Mi viaje a Tailandia (II). Krabi y Bangkok"
  1. Ay que maravilla por favor! Ya quiero ir!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir tantas maravillas!!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué maravilla, me encanta tu crónica !! Ja, ja qué gracia lo de la hibernación temporal y cuanto tenemos que aprender de estos asiáticos con lo de ejercitar el cuerpo !!

    Besos reina, me ha gustado muchísimo leerte :-)

    ResponderEliminar
  4. Lujazo, maravilla, diversión, felicidad... Es lo único que se me ocurre decirte!!

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Ayer descubrí tu blog y me dieron las 3 de la mañana!
    Una pregunta que me encantaría hacerte! ¿Dónde puedo hacerme una buena limpieza facial que limpie mi piel a fondo y me hagan un diagnóstico?? Tengo 28 años y la piel muy sensible! (también poro abierto y rosácea)..Me han hablado de Slow life, Maribel yébenes, Felicidad carrera...qué me recomiendas??

    Mil gracias!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta!
      Qué ilusión me ha hecho tu comentario, millones de gracias :*
      Yo tengo rosácea y piel muy sensible, también dermatitis, a mí me está tratando Felicidad Carrera y no tengo más que halagos para ella y su hija Leticia, me está mejorando mucho la piel. Yo no he estado en Slow Life ni en Maribel Yébenes, pero Felicidad Carrera es una gran profesional y sabe muchísimo, nada más ver tu piel sabe lo que mejor le puede sentar. Espero que mi experiencia te sirva, seguro que Slow Life y M.Yébenes son también muy buenos centros pero yo de momento con Felicidad estoy más que encantada.
      Un besazo y bienvenida!

      Eliminar
  6. impresionante! que recuerdos! menudas playas y menudas vivencias! seguro que disfrutaste muchisimo!

    ResponderEliminar
  7. Me encantan estos reportajes!!
    Es como estar allí un ratito.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Qué pasada de viaje, las fotos son preciosas y se ve que disfrutaste un montón! Gracias por compartirlo!
    bs
    Silvia

    ResponderEliminar
  9. Que chulada de paisajes guapa, que maravilla. Yo estuve el año pasado en Mejico y tb iban los lagartos por allí como Pedro por su casa :). Seguro que pasaste unos días geniales. Un besito!

    ResponderEliminar
  10. Sigo pensando lo mismo que cuando vi el primer post, aunque mis ganas de ir se han renovado aún más!! Ojalá yo algún día también pueda visitar esos lugares de ensueño :)
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  11. ¿Que qué me parece? UOHHHHHHHHHHHHH (haciendo la ola)

    Besines

    ResponderEliminar
  12. Casi no se nota que viniste enamorada de los sitios en que estuviste!!,me encantaría ver esas islas, y hacer esas excursiones, aunque el calor, la humedad y yo somos totalmente incompatibles por salud, pero que envidia!!!

    ResponderEliminar
  13. Que cosa más chula.
    Sigo pensando en que me encantan y es uno de los destinos que quiero ir en un futuro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Madre mía, has visitado el paraíso, que maravilla!

    ResponderEliminar
  15. Fui a Bangkok hace unos años, y es verdad que es una ciudad llena de contrastes, a mí me impresionó mucho ver la pobreza de los niños más absoluta justo al lado del centro comercial Siam Paragon, que es el súmum del lujo. Me resultaba chocante ver a chicas con una piel perfecta, que se veía que la cuidaban a diario, comiendo en antros con suciedad y ratas alrededor. También es una ciudad sobre todo de olores, tanto buenos como malos, pero es un sitio fascinante.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Madre mia vaya viajazo, q envidia poder ir a un sitio tan maravilloso. Siempre he querido ir a Tailandia y espero poder hacerlo xq ahora con tus impresiones más ganas tengo.

    Besitosss

    http://mipequegnomundo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  17. Me dejas más impresionada aun y no me extraña que sigas estando en una nube al recordar... tiene que ser increíble ese espectáculo de las luces en el agua, y tampoco hubiera comido la fruta apestaosa jaja.

    Un besote mi preciosa!

    ResponderEliminar
  18. Wow...

    Qué crónica tan bonita Cosuki, te has lucido con tantas fotos hermosas!
    Es una manera de vivir el viaje un poco contigo!
    Imagino que aprovechaste para comprar productos de belleza interesantes, ya nos contarás. Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Impresionante es poco... me ha parecido un viaje super bonito. Tienes razon, esa excursion a 7 islas debio ser maravillosa... Envidia total!!!
    Un besote.
    Marta ;)
    www.micuadernodenotas.com

    ResponderEliminar
  20. Me encantó la primera parte y esta no ha sido menos. Eso sí, lo de los lagartos como palomas.... creo que aún estaría corriendo jajaja
    Gracias por acercanos a estos sitios tan impresionantes y narrarlo de manera que parece que hayamos estado.
    Esperando tu próxima crónica ;-D
    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  21. Que pinta más genial¡¡¡
    No me llamaba mucho thailandia, pero me lo estoy replanteando.

    ResponderEliminar
  22. Aiss qué pasada!! Con esto de mi retiro espiritual me he perdido mil posts!! Menos mal que estoy sola en la ofi y no me ven entretenida en cosas extralaborales, que ya sabes que es entrar en tu blog y no parar... Encima tengo esta mala costumbre de leerme todo y me lío, jaja. Aisss cómo me ha gustado esta segunda parte del viaje, qué maravilla, de momento voy a enviarle estos posts a mi mejor amiga para que tome nota, porque va allí de luna de miel en septiembre y me los guardo porque ojalá que pueda ir un día y hacer tantas cosas y disfrutar tanto como vosotros. El próximo día me vas a dar una mini master class de cómo organizar un viaje así porque te admiro, no sé si llevabas todo planeado o surgió durante la marcha pero me parece que habéis aprovechado fenomenal vuestra estancia y eso me encanta de los viajes. Me gustaría hacerme una idea de lo de las lucecitas en el agua. Al leerlo me he imaginado una escena de la peli Avatar con las flores luminiscentes, una pasada!!! Gracias por compartir esta experiencia maravillosa. No tenía Tailandia entre mis primeros destinos pero ahora tengo muchas ganas de ir. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  23. Que maravilla! Me ha encantado tu reportaje, los fotos preciosas y ahora ya se que tengo que hacer la excursión del snorkel nocturno, tiene que ser espectacular.
    Me gustaría que me dijeras a que sastrerías fuiste de Bangkok para que me hagan un par de vestidos y por donde rondan los precios y donde comprar cosmética asiática :)

    Gracias por todo, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Mándame un privado y te cuento ;)
      Besosss

      Eliminar
  24. impresionantes los lugares y las preciosas fotos que trajiste de tu viaje, me muero de la envidia de poder disfrutar un viaje como el tuyo, me alegro que lo disfrutases guapa, se te ve muy relajada y feliz

    ResponderEliminar
  25. uff que preciosidad!! dientes largos laarrrgooosss!!
    me alegro de que lo disfrutaras tanto!!

    ResponderEliminar